ParaHORECA

Desayuno con Cascos “en campaña” por Aznar y reproches a Rajoy

El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, ha reprochado este viernes al líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, que los españoles no saben “qué va a hacer” si gana las elecciones generales del próximo domingo, pero ha aprovechado para recordarle que cuando el PP ganó los comicios de 1996 el entonces gobierno presidido por José María Aznar tomó decisiones contra la crisis económica y “nadie tuvo que llamar” desde la UE para decir lo que había que hacer, según una noticia colgada en El Confidencial.

En un desayuno informativo en Madrid organizado por la Fundación Nexo, Álvarez-Cascos ha denunciado que la actual situación ha llevado a que las elecciones generales del 20 de noviembre sean un “plebiscito” entre un candidato, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, que “es inservible y no tiene ninguna credibilidad”, y otro, Rajoy, que representa el “voto útil” y el “silencio”.

“Por tanto, o votas a Rajoy sí o sí y se evita cualquier interrogante o compromiso con la política del PP a partir del día 21. Lo que es seguro es que los españoles no sabemos lo que va a hacer este gobierno. Los españoles no tienen la certeza ni el convencimiento de que los que ganen sepan lo que tienen que hacer o se atrevan a hacer lo que España necesita”, ha explicado.

El dirigente regional, que la pasada primavera presentó su baja en el PP e impulsó el partido Foro Asturias, que posteriormente ganó las elecciones autonómicas en dicha comunidad, ha comparado la actual situación con la que vivía España en 1996, cuando los ‘populares’ ganaron las elecciones en medio de una crisis económica y él ejerció como vicepresidente primero.

Coste a corto plazo

En su opinión, ahora es Bruselas la que “impone lo que hay que hacer”, a diferencia del año 96, cuando, según ha afirmado, “nadie tuvo que llamar al señor Aznar”, quien impulsó un decreto ley de recorte que “dejó al gobierno prácticamente sin capacidad de maniobra durante un año”.

Según Álvarez-Cascos, esto posibilitó que España entrara en el euro dos años después. “Se hizo lo que había que hacer, con el coste a corto plazo que suponía, pero con los efectos a medio plazo que todos conocen. Me gustaría que alguien dijera con claridad qué reformas estructurales habría que hacer ahora”, ha señalado.

Pero el presidente asturiano ha reprochado a PP y PSOE que no hayan llegado a acuerdos en materia económica para hacer las reformas de calado que necesita España, por lo que “la insolvencia e irresponsabilidad de algunos políticos” ha llevado a que los cambios sean impuestos desde la UE.

En el PP asturiano “ni se hablan”

Sobre la situación actual en el PP asturiano, Álvarez-Cascos ha asegurado que es “mucho peor” que el pasado mayo, cuando los ‘populares’ perdieron las elecciones frente al nuevo partido creado por el ex vicepresidente. Según ha indicado, los miembros del PP “ni se hablan entre ellos, ni hacen campaña”; en general, “la organización se ha descompuesto más”.

A su juicio, el “proceso de degradación” del PP asturiano “llevaba ya muchos años”, todo ello en medio de una situación en la comunidad autónoma en la que PP y PSOE mantienen una “entente cordial” con una “serie de personas que están instaladas en unos cargos cuyo medio de vida es renovarse cada cuatro años”.

Álvarez-Cascos ha vuelto a denunciar que cuando mostró su “disponibilidad” a encabezar la candidatura del PP para la Presidencia del Principado fue objeto de una serie de “ataques personales con el membrete del partido”. “El insulto de de kale borroka, de terrorista callejero, excedía los límites y decidí abandonar”. Dejé el PP porque no encontré amparo ante agresiones flagrantes con el membrete del partido”, ha insistido.

Para el dirigente autonómico, su victoria en las elecciones de mayo se debió a que la sociedad asturiana “se movilizó”, y eso es lo que vuelve a intentar ahora con la candidatura de Foro de Ciudadanos en los comicios generales con el objetivo de formar un grupo fuerte para “hacer mejor España” frente a los nacionalismos.

Reforma de la ley electoral

En este sentido, Álvarez-Cascos ha expresado su rechazo al bipartidismo y ha apostado por una reforma de la Ley Electoral que establezca circunscripciones más pequeñas porque “ahora es imposible que los votantes conozcan a los candidatos” y, a su juicio, cualquier reforma que no incluya este cambio concreto “no resolverá el problema fundamental”.

Así, ha advertido a los ciudadanos de que los dos grandes partidos están “imponiendo” el voto en estas elecciones y ha hecho un llamamiento a votar de forma “libre e independiente”, algo que, según ha explicado, defiende Foro de Ciudadanos para “suplir esa cortina de silencio promovida por los grandes medios nacionales para elegir voto útil”.

Para Álvarez-Cascos, del voto libre de los españoles no dependerá el resultado del 20 de noviembre, porque ha dicho que “ya se sabe el resultado”, pero sí de las políticas que se empiecen a aplicar el día 21. “Esa es la gran preocupación que debemos resolver los españoles”, ha añadido. Según informan Agencias y El Confidencial.

Publicado el Nov 16 2011. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos