ParaHORECA

Desastre ecológico en la playa asturiana de Salinas

En los últimos años las mareas se han llevado miles de m3 de arena en la playa asturiana de Salinas (más de tres metros de altura tomando como referencia las duchas instaladas en el paseo original). Como consecuencia quedan a la vista las zapatas del paseo marítimo. Ante tal situación, el Ministerio de Medio Ambiente se vio obligado a iniciar unas obras de emergencia en el año 2010, lo que no ha evitado

Imagen tomada el 2 de febrero de 2014

Imagen tomada el 2 de febrero de 2014

que la situación se vuelva caótica en la actualidad. En pleamar la playa desaparece y afloran restos de obra con hierros punzantes que no han sido retirados, incumpliendo la legislación medioambiental en la materia. Como consecuencia de los maratones invernales, el agua podría filtrarse por debajo del paseo en caso de una ciclogénesis explosiva o si persisten las fuertes mareas. Hasta hay quien argumenta que el paseo ya se encuentra agrietado en las zonas más críticas, frente a bloques de edificios de 13 plantas. Para más INRI la obra de refuerzo del paseo en el tramo del “Edificio de Salvamento hasta el Real Club Náutico” quedó pendiente de ejecución. Los vecinos temen por los cimientos de sus viviendas y piden una rápida solución a la acuciante pérdida de arena.

Como consecuencia de la falta de iniciativa pública, abogados del Sindicato Manos Limpias se han interesado por la situación y estudian acciones legales contra los responsables de gestión de los restos de obra mal gestionados. Además, se reivindica una mayor sensibilización por parte del Gobierno central y un estudio del impacto ambiental de las obras portuarias.

Entretanto la Administración intenta echar balones fuera y culpa al Cantábrico de ser el causante de todos los males. Los fuertes maretones, los ciclos naturales y el calentamiento global son las justificaciones esgrimidas que no convencen un ápice al profesor Germán Flor, máxima autoridad en la materia que lleva alertando sobre las consecuencias de los dragados en la ría de Avilés desde hace más de 40 años. Según las tesis de geólogos de la Universidad de Oviedo. “Los dragados y las obras de ampliación portuaria en la ría de Avilés han tenido como consecuencia una pérdida de arena alarmante”.

Una obra pendiente desde el año 2010

salinas escombros webCEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) presentó en 2010 un estudio técnico donde se planteó regenerar Salinas con 900.000 m3 de arena de 0,45 ml de grosor. Asimismo advirtieron del peligro de seguir aumentando los calados en la ría adyacente. Por otro lado, recomendaron la ampliación del dique de San Juan; en este punto entran en contradicción los ingenieros del Ministerio con los geólogos y oceanógrafos consultados por este blog. Los expertos en fondos marinos consideran que “la obra de ampliación del espigón tan solo evitará la entrada de arena en la ría de Avilés, y por tanto se ahorrará en labores de dragados de mantenimiento. Sin embargo, no corregirá la pérdida de arena de la playa”, opinan los expertos. Además, subrayan que “a largo plazo se tendrá que retirar el dique y el coste será aún mayor”.

Pilotes, arena y sensatez para salvar Salinas

Los ingenieros independientes consultados por PARAHORECA.COM aseguran que para hacer un proyecto duradero “sería necesario pilotar el muro del paseo con una profundidad de 6 a 8 metros. Aunque existe un Salinas webproblema añadido: el sistema es costoso y España está en crisis. Además, habría que estudiar el peligro que se cierne sobre la estabilidad del erosionado mirador de La Peñona”. Aunque también proponen alternativas de refuerzo menos costosas que servirían para proteger el muro durante unos años.

Por otro lado, los geólogos proponen realimentar el arenal con los dragados limpios que se extraigan de la ría de Avilés. El oceanógrafo Tony Butt considera la idea adecuada, pero advierte que se deberían tenerse en cuenta los ciclos naturales. En cuanto al proyecto de regeneración de la playa con aportaciones de arena procedentes de fondos marinos, de momento no se considera prioritario. Así las cosas, Salinas permanece huérfana de arena y la herencia que transmitamos a las próximas generaciones será un auténtico desastre ecológico. El paraíso asturiano en los meses de verano lleva camino de convertirse en un pedrero si no se toman las medidas pertinentes para solucionar el grave problema.

Informa Alfredo Muñiz.

Relacionado: Gastroalerta sobre la pérdida de arena en la playa de Salinas

Publicado el Feb 2 2014. Archivado bajo Actualidad, Opinion, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos