ParaHORECA

Deloitte emite un informe de auditoría desfavorable a las cuentas del Niemeyer

La bomba de relojería destapada por PARAHORECA.COM en el Niemeyer de Avilés acaba de estallar en la consejería de Cultura del Principado de Asturias.

La consejera Ana González se quedó con los pelos de punta cuando recibió el informe de auditoría desfavorable firmado por la prestigiosa firma Deloitte. El documento echa más leña al fuego del proyecto cultural avilesino. En la última crónica este medio señalaba: El destape de las cuentas de Antoñita la fantástica en Asturias podría salpicar a Ana Botella en Madrid.

¿Quién va a pagar la deuda?

Ahora el Patronato de la polémica Fundación tendrá que analizar el veredicto de los expertos contables y determinar las posibles responsabilidades de la anterior dirección a cargo de Natalio Grueso.

Ante el escándalo manifiesto, distintos partidos políticos piden la dimisión inmediata como vicepresidenta del patronato de la alcaldesa socialista Pilar Varela.

Son demasiadas las dudas que quedan en el aire sobre las cuentas de la institución niemeyesca. Durante el Gobierno del socialista Vicente Álvarez Areces  se consideró que la presidencia del patronato debía pasar a manos privadas, en concreto tal cargo recayó en Manolo Díaz, un productor musical con residencia en Miami. De esta forma se vetaba que el Gobierno de Cascos accediera a las cuentas ahora destapadas. El expresidente no convocó reuniones que clarificasen la situación, pese al desastre demostrado continúa como patrono. La mayor parte de gastos fueron sufragados con subvenciones públicas. Y cuando hay que apechugar con las deudas, la Fundación vuelve a ser considerada de carácter público en sus responsabilidades. En estos momentos la propuesta planteada supone que el Principado, el Ayuntamiento y el Puerto de Avilés se hagan cargo de facturas pendientes de pago por más de dos millones de euros.
En los últimos años se olía que algo no iba bien. Patronos como Fernando Masaveu, en representación de la Fundación Cristina Masaveu, o Antonio Garrigues Walker, como delegado del despacho de abogados, se dieron de baja por razones no aclaradas debidamente. Permanecen como patronos privados: Cajastur, Asturiana de Zinc, Daniel Alonso y el citado productor musical.

¿Cuatro millones de euros gastados en 2011?

Aunque el documento del administrador concursal sea todavía provisional, también deja en evidencia un despilfarro manifiesto por parte del patronato que aprobó las cuentas en los ejercicios 2009, 2010 y 2011. Falta por ver las alegaciones que presenten los acreedores del Niemeyer, más de un centenar.

Los años 2009 y 2010 cerraron en negativo, pese a que los edificios aún no estaban inaugurados. En 2011 el gasto de la entidad superó la barrera de la idiotez. Nada menos que casi 4 millones fundidos, de los cuales 2,1 millones de euros fueron sufragados con subvenciones. Por otro lado, se generaron 604.414 euros en la venta de entradas, según la información a la que ha tenido acceso PARAHORECA.COM (falta por ver el informe definitivo de Deloitte…). ¿Se pagó este vídeo con dinero público?

Para más INRI,  los libros de contabilidad correspondientes a los años 2009, 2010 y 2011 no están legalizados en el Registro de Fundaciones. Un detallito pasado por alto en la reunión de un patronato que a la vista del destape parece que se reunían para celebrar el fin de año. Las críticas de Foro Asturias y los reproches del PP tenían fundamento, veremos si se depuran responsabilidades.

¿Por qué Varela se opuso a realizar la auditoría cuando el Gobierno de Cascos intentó llegar a un acuerdo?

PARAHORECA.COM adelantó: En plenas vacaciones de agosto el Niemeyer concede un mes de plazo para reclamar los pufos. Asimismo, tras el escándalo destapado por PARAHORECA.COM, políticos asturianos pidieron la dimisión de la alcaldesa en el Niemeyer. Esta revista también intentó impregnar un espíritu constructivo con: Los jacarandosos retos del Niemeyer en tiempos de crisis. Igualmente reflexionamos sobre si ¿El Niemeyer estaría lleno de chorizos?, e incluso destapamos un presunto escándalo vinculado a la antigua dirección: ¿Se encargó un pastel de marihuana para ser pagado con dinero público del Niemeyer? Ante los indicios de presunta malversación de fondos públicos, la oposición pidió la dimisión de la alcaldesa socialista Pilar Varela, vicepresidenta de la institución. La gran pregunta es: ¿por qué la regidora se opuso a realizar la auditoría pertinente cuando el Gobierno de Cascos intentó llegar a un acuerdo? Informa Alfredo Muñiz

Enlaces relacionados:

Publicado el Nov 17 2012. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Curiosidades, El Bufete, Hosteleria, La Guinda, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos