ParaHORECA

El cachondeo Niemeyer: Grueso cargó presuntas facturas de la Fundación Príncipe de Asturias

De niño mimado del PSOE acusado de estafa a ejecutivo cultural en Madrid contratado por el PP

El jaleo destapado sobre la contabilidad del Centro Cultural Niemeyer durante la etapa dirigido por Natalio Grueso clama al cielo. A las 207 incidencias por valor de 130.350 euros en un total de 89 facturas, hay que añadir presuntas facturas falsas que ya había pagado la Fundación Príncipe de Asturias cuando Grueso trabajó para dicha institución, según las sospechas de la Consejería de Cultura. En realidad, la relación de Grueso con la institución principesca nunca fue cordial; tras su salida siempre les echó en cara que no colaboraran más con el Niemeyer. En un principio el proyecto pretendía convertirse en el Museo de los Premios Príncipe de Asturias pero los rumores de presunto pelotazo urbanístico abortaron la idea inicial. El entonces presidente del Principado Vicente Álvarez Areces junto a Grueso y otros políticos acudieron a una reunión en Zarzuela donde el rey Juan Carlos y el príncipe Felipe dejaron bien claro que no deseaban que se utilizara el nombre del Heredero.

Por otro lado, se descubren facturas que podrían tratarse de viajes de familiares de los exdirectivos del centro con cargo al Niemeyer. El cachondeo de facturas irregulares podrían superar el medio millón de euros, de momento…

Un viaje de Baltasar Garzón a Bogotá cargado como gasto cultural del Niemeyer asturiano, el exjuez y los responsables públicos aún no han aclarado la conexión

Natalio Grueso, ejerce como actual responsable de la programación cultural del ayuntamiento de Madrid, regentado por la popular Ana Botella. Anteriormente, fue director del Centro Cultural Niemeyer en Avilés controlado por los socialistas del Principado con Vicente Álvarez Areces de presidente del Gobierno y Pilar Varela de alcaldesa de Avilés y vicepresidenta de la Fundación Niemeyer. Cuando Francisco Álvarez Cascos llegó al poder, comenzaron las denuncias sobre un presunto uso ilícito de dinero público por parte del ejecutivo estrella de la cultura socialista. Natalio arremetió contra Cascos acusándolo de querer destruir su gran obra reconocida en los cinco continente. Mientras los socialistas apoyaban ciegamente la gestión de Grueso y aplaudían el desfile de figuras de reconocida fama mundial como Brad Pitt, Woody Allen o Felipe González. Pese a los intentos del Ejecutivo de Foro Asturias, los socialistas impidieron realizar una auditoría de las cuentas del Niemeyer por profesionales nombrados por Cascos. Entonces comenzaron a filtrarse facturas que apuntaban a un exceso en gastos de alcohol y viajes con cargo al erario público. Con todo, el asunto siguió siendo justificado, alegando que no se podía poner en duda la reputación de un genio como Grueso por un par de gin tonics en Marrakech. Ahora los propios socialistas que protegían a Grueso se sienten engañados y lo acusan de haber estafado a la Fundación Niemeyer. Aunque el expresidente Areces permanece en silencio y no da explicaciones sobre la gestión de su antiguo aliado …

De momento, según ha podido saber PARAHORECA.COM se ha interpuesto una denuncia donde se reflejan 207 incidencias por valor de 130.350 euros en un total de 89 facturas giradas por la agencia de viajes El Corte Inglés que no corresponden a gastos reales relacionados o vinculados con actos culturales en el Niemeyer. Aunque la cifra podría haber aumentado considerablemente ante la aparición de diversas facturas sospechosas vinculadas con la Fundación Príncipe de Asturias y de parientes de Grueso. Por otro lado, la mecánica utilizada en la supuesta estafa consistía en que se duplicaban facturas de familias que habían pagado sus vacaciones religiosamente; sus gastos de hotel y vuelos figuran cargados al Niemeyer y pagados con dinero público. En principio la agencia reconoce “cargos indebidos girados a la Fundación” por valor de 24.243,90 euros, unos pagos que supuestamente ordenó y autorizó Natalio Grueso.

Además de viajes de vacaciones de familias asturianas cargadas a la cuenta del Niemeyer de forma fraudulenta, se ha encontrado la factura de un vuelo a Bogotá del ex juez Baltasar Garzón que nada tiene que ver con la actividad cultural del Niemeyer. El juez formó parte del selecto grupo de la élite socialista que visitó el Centro Cultural para impartir una conferencia.

Aunque los viajes no fueran efectuados por el equipo gestor del Centro figuraban como destinatario Natalio Grueso o miembros de su equipo: el exsubdirector Joan Picanyol; el exdirector de comunicación Pedro Zuazua, y el exjefe de producción Marc Martí, entre otros. Otro capítulo sin aclarar es la vinculación real de al exmujer de Grueso con el Centro y si el agente de viajes de la agencia incurrió en delitos. Pese a los indicios destapados todavía algunos periodistas lo defienden a capa y espada, Ansón sobre Grueso: “Los sectarios de siempre, los jarrapellejos de las navajas cachicuernas, los envidiosos de verde limón, te acosan”.

Entretanto en sus declaraciones como imputado: Natalio Grueso se lavó las manos ante el juez en el caso Niemeyer

Relacionado: Un “exejecutivo” del PSOE contratado por Ana Botella es imputado por un presunto delito societario en el Niemeyer.

cartel parahoreca2 (2) verano

Publicado el Abr 16 2013. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Noticias destacadas, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos