ParaHORECA

El dilema de Rajoy: “¿Rescate europeo, suspensión de pagos de España o salida del euro?

El presidente Mariano Rajoy  se enfrenta al momento más delicado vivido por España en las últimas décadas, una posible llegada de los hombres de negro para aplicar unas medidas de carácter extraordinario con el fin de salvar las finanzas españolas. El interés del bono español a 10 años llega al 7,498% tras cerrar la prima en 632 puntos marcando un nuevo máximo histórico. La Bolsa ha sido “intervenida” por la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el veto a las ventas a corto plazo para frenar la caída del Ibex 35.

Durante la jornada la prima llegó a los 640 puntos. Las Comunidades Autónomas comienzan a dar señales de falta de liquidez para pagar a sus propios empleados públicos, Valencia y Murcia fueron las primeras en pedir ser intervenidas.

Para los defensores de Rajoy la situación actual depende de las decisiones que se tomen en Bruselas. España está a punto de despeñarse como no venga Europa en su ayuda.

Al menos, fuentes próximas al Gobierno ya comienzan a plantear la posibilidad de un rescate, incluso las dos Comunidades del PP mencionadas (Valencia y Murcia) piden ser rescatadas.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se reunirá durante la jornada del martes con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, muy posiblemente se negociará un rescate íntegro para el Estado español. El diario británico ‘The Guardian’  cifra en 300.000 millones de euros el posible rescate de España, se desconoce las fuentes de dicha información.

Otra alternativa sería la suspensión de pagos de España, conocido técnicamente como default.

Como la situación no cambie de inmediato no habrá dinero para pagar a los funcionarios ni para pagar los intereses de la deuda posiblemente a partir de otoño.

La otra opción que se baraja sería la salida del euro, lo cual provocaría el empobrecimiento de toda la población española.

Rajoy está intentando una gran coalición de los países mediterráneos para formar un frente común frente a la crisis del euro. Las conversaciones con el primer ministro italiano Mario Monti y con el presidente francés François Hollande serán decisivas.

De los brotes verdes de Zapatero al “mini” rescate de Rajoy

El gran líder Zapatero advirtió que los hombres de negro podrían rescatar España en el mes de junio. Al menos dio en el clavo respecto al “mini rescate” bancario…Entretanto, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explica en el Congreso cómo ha sido todo el proceso, y cuáles serán los próximos pasos. Por supuesto, ha enfatizado que el país ha llegado a esta situación por los excesos de los últimos años durante la etapa del despilfarro de la era Zapatero, causante primordial de la actual “ayuda” a la banca, aunque de Guindos prefiere utilizar la palabra “recapitalización” que suena mucho más positivo.

La alarma ante la intervención del Reino en pleno verano se agrava con la rebaja de Moody’s de 22 bancos españoles hasta la nota de bono basura. La jornada negra en la bolsa fue el preludio de una noche de insomnio financiero. Moody’s recortó el ‘rating’ de 28 entidades españolas. Se salvan Santander, BBVA y Caixabank, entre los más importantes.El Banco Popular se queda también por encima de la nota concedida a España. En el caso del BBVA, así como en los de Caja Laboral, CaixaBank, y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), el ‘rating’ queda equiparado al español.

Por su parte, entran en la categoría de ‘bono basura’ la mayoría de las entidades, como Bankia o Bakinter. La Confederación Española de Cajas de Ahorro recibe una valoración de ‘Ba1’. La peor nota se la lleva el rescatado Banco de Valencia, con ‘B3’, mientras que otras entidades como Novacaixagalicia o Liberbank -en la que está integrada Caja Castilla-La Mancha- reciben una calificación de ‘B1’ y ‘Ba2’, respectivamente.

La agencia atribuyó esta reducción de la nota a la menor confianza en la deuda soberana española, que afecta a la “capacidad del Gobierno para apoyar a los bancos” y a la autonomía de crédito de estas entidades, y a la exposición de bancos y cajas al mercado inmobiliario. Moody’s ya recortó el pasado 13 de junio la calificación de la deuda española, desde ‘A3’ a ‘Baa3’, con perspectiva ‘negativa’, dejándola a un paso del bono basura. La agencia justificó esta decisión en el rescate europeo a la banca española, en el “muy limitado” acceso a la financiación y en la débil situación económica del país.

La agencia ha evaluado el impacto de esta decisión sobre los bancos españoles “dada la magnitud de la rebaja de la calificación a España y la creciente incertidumbre en torno a la valoración de los activos inmobiliarios de los bancos”. Además, también ha tenido en cuenta las consecuencias de una mayor probabilidad de que las entidades financieras tengan que hacer frente a mayores pérdidas.

De la prima de riesgo a la suegra del rescate, advertía PARAHORECA.COM hace escacas semanas:
Arquitectos, empresarios, amas de casa, artistas y albañiles, todos hablan de la prima de riesgo como si fueran economistas titulados por Harvard. La mayoría intuye que cuanto mayor es la cifra, más achuchada está la situación y mucho peor será la vida para los españolitos del pueblo. Cuando el experto de turno cuenta con asombro que estamos con una prima de riesgo de 540 puntos equivale a decir que se aproxima una tormenta económica de padre y muy señor mío. Simplificando, se podría definir la prima de riesgo como el valor numérico que obtenemos después de compararnos con la principal fuerza económica de la comunidad europea, que indudablemente es Alemania.

La prima de riesgo ha llegado a nuestras vidas mientras la Pantoja se prepara para el juicio final, con un Mariano Rajoy desvelado ante la situación de Bankia entre pesadillas del sistema financiero español, y un Urdangarin que entrena para jugar su partido de balonmano más delicado en los juzgados de Palma.

Existen muchas formas de explicar la prima de riesgo. Alemania se considera el rey del mambo de la Europa del euro. Por tanto, se toma a los germanos como país de referencia para calcular el ratio. Imaginemos que los teutones venden sus bonos del Estado al 2.78% a 10 años. Mientras tanto, los bonos españoles, también a 10 años, están siendo vendidos al 5.84%. La diferencia entre España y Alemania es del 3,06% o, lo que es lo mismo, la prima de riesgo española sería de 306 puntos básicos. Enlaces relacionados:

Prima de riesgo explicada por Leopoldo Abadía

Prima de riesgo según el presentador andaluz Manu Sánchez en vídeo.

El gran problema de tener una prima de riesgo alarmante es que nos puede llevar a la suegra del rescate

La posibilidad de que España sea intervenida económica y políticamente es una desgracia que predice hasta el gran estadista Zapatero. Tenemos todas las papeletas para formar parte del Club de los rescatados junto con Portugal, Italia, Grecia e Irlanda. Incluso hay quien afirma que Alemania parece  invitar a Grecia a salir del euro. En Berlín no admiten más pufos helénicos, y en Atenas se queman banderas alemanas. La situación es insostenible. Berlín ya no teme que la quiebra griega pueda provocar una catástrofe inasumible para los grandes bancos europeos. Economistas de relieve como Krugman o Rubini hacen campaña por la salida de Grecia del euro. El gran temor es, ¿cuál sera la repercusión en el resto de la eurozona?, ¿cómo capearán la banca alemana y francesa sus cuantiosas inversiones en Atenas?, ¿quién pagará los platos rotos de la bancarrota helénica…?

¿Volverá España a la peseta y Grecia al dracma?

Un sector crítico del pueblo griego propone la creación de un mercado común de los países mediterráneos, que englobe España, Italia, Portugal y el Norte de África. Una liga de países en apuros para luchar contra el imperialismo alemán y francés. “Nosotros tenemos productos que ellos no tienen, poseemos el sol, las playas y una rica oferta gastronómica para atraer al turismo. Necesitamos salir del euro e imponer nuestras propias condiciones a los imperialistas”, comenta a www.parahoreca.com uno de los millones de indignados griegos con la situación actual. Por su parte el economista Nouriel Roubini, ha aconsejado a las autoridades griegas volver al dracma.

Los efectos del rescate europeo

La intervención supondrá una caída histórica del consumo, una vuelta a la España de hace décadas, en caso de producirse. Los más alarmistas pronostican que tan sólo habrá liquidez para consumir los productos de alimentación básicos. Aunque la realidad es que en los países intervenidos se sigue saliendo a cenar, al cine y los comercios de ropa siguen llenos los fines de semana, al menos, en las zonas frecuentadas por las clases más pudientes de la población. Los efectos son muy distintos de unos países a otros, aunque también dependen del sector de la sociedad que analicemos. Es cierto que Grecia ha visto recortado su nivel de vida a tiempos de la posguerra entre los más necesitados. La economía de trueque es una de las alternativas para sobrevivir. La cultura pasa a un tercer plano y los camareros se esfuerzan por agradar al cliente para lograr una propina, los gestos de dejar la calderilla han descendido un 20 %. Entretanto el hostelero se las ingenia para reducir la carta de vinos y cavas, dejando sólo aquellas botellas con mejor relación calidad precio.

Enlace relacionado:

Medidas contra la crisis en la carta de vinos: copas, medias botellas y cobro por descorche

Los griegos a dos velas y los portugueses no llegan a fin de mes

En Portugal, los precios han aumentado del 5 al 10% debido a la subida del IVA. Mientras los funcionarios públicos vieron recortados sus salarios, hasta en un 14%. Además se han suprimido las pagas extras.

Los irlandeses protestan por los recortes en Educación, sobre todo universitaria, y por las tasas del agua. Veremos cómo afecta a España las ultimas recomendaciones de la Unión Europea que aconsejan al Ejecutivo de Rajoy una subida del IVA, más impuestos y retrasar la edad de jubilación a los 67 años. En un principio los ministros del Partido Popular desmintieron una subida del IVA durante 2012. Su objetivo era relanzar la economía antes de subir el impuesto del IVA que grava el consumo de todos los españoles. Sin embargo, la caótica situación del sistema financiero podría adelantar la puesta en marcha de nuevas presiones fiscales. La reforma bancaria no convence a Bruselas por mucho que intenten tranquilizar sobre el asunto, los expertos temen que la banca española no haya tenido en cuenta el peso del ladrillo tóxico en los balances. Así las cosas, ante la que se avecina exigen medidas extraordinarias. De momento, tal como adelantó PARAHORECA.COM “Rajoy prepara la subida de impuestos sobre el tabaco, alcohol y vehículos diesel, así como limitar la deducción por gastos financieros”.

Uno que fue economista antes de periodista, conoce algún truquillo de gastronomía financiera. En mis tiempos de estudiante hacía mía la sentencia de Billy Wilder: “No le digas a mi madre que escribo en prensa, mejor dile que toco el piano en un burdel”. Ante el cataclismo financiero provocado por los expertos, ahora suena más tenebroso declararse economista y jugar a predecir cómo arreglar la delicada situación del país. Jamás le digas a mis clientes que entiendo de Economía porque seguro que me mandarán a freír churros ante las chorradas que predicaron los del ramo … La pena es que aunque haya acertado en mis previsiones escritas en el año 2007 sobre los riesgos inmobiliarios de las cajas de ahorro, nunca he sido retribuido del mismo modo. C´est la vie.

Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Jul 23 2012. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, La Guinda, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos