ParaHORECA

De la fabada de Prendes a “beefeater” de Isabel II: los Morán preparan un restaurante de tapas en Londres

Hace unos meses Marcos Morán propuso a sus amigos en las redes sociales que le dieran ideas para preparar bocadillos, quizá entonces empezó a fraguarse la carta del menú que ahora abrirá sus puertas en Londres. Se trata de un restaurante dedicado a tapas con sabor asturiano y otras sorpresas gastronómicas made in Spain.  Se llamará Hispania Life and Food con sede en la famosa calle Lombard Street. Muy cerca de Picadilly Circus, en plena zona financiera, justo al lado de la antigua Bolsa y del Banco de Inglaterra. Pronto se convertirá en la embajada gastronómica de Asturias en Londres.

El asunto se fue cocinando en el más absoluto de los secretos. Aunque PARAHORECA.COM conoce los planes desde el pasado mes de diciembre. Fue entonces cuando Marcos Morán y su esposa Carolina Ramos visitaron la city londinense. En principio se trataba de un viaje aparentemente de placer para ir de compras y hacer turismo. Sin embargo, este matrimonio de cocineros no descansa ni en vacaciones. Así lo primero que visitaron fue la sección gastronómica de “Fortune and Maison”, en la cafetería de la prestigiosa tienda tomaron uno de los mejores tés de la capital británica. Muy cerca del lugar de interés para gourmets encontraron un local que fue como un flechazo a primera vista. El espíritu emprendedor siguió adelante cuando Marcos comentó el proyecto con su padre, Pedro Morán.

Ahora anuncian su apertura para antes de Navidades, seguramente a finales de noviembre. El local contará con una zona de venta gourmet, un bar vinatería y una zona para la cultura gastronómica. Se pretende crear un espacio de 850 metros cuadrados que servirá de sala de exposiciones para degustar vinos españoles y otros productos delicatessen, rodeados de arte y cultura.

Marcos Morán tiene todas las papeletas para ser investido rey de las tapas en el Reino Unido, siguiendo los pasos de su amigo José Andrés en Washington.

La carta promete ser muy española con una sección especial dedicada a Asturias

La semana anterior a  Semana Santa el chef asturiano regresó a Londres para firmar el contrato y planificar las obras del local. El establecimiento ha sido remodelado en los últimos meses y ahora está a punto de ser inaugurado.

La carta aún es un misterio, aunque podría incluir tapas de los tradicionales callos, cazuelitas de fabada asturiana y arroz con leche, entre otras sorpresas que nos irán desvelando en los próximos días.

El  primer cocinero asturiano en conquistar Londres fue Nacho Manzano, que ya cuenta con dos establecimientos: uno en Marylebone y otro en Canary Wharf. Ibérica London es un proyecto de asesoramiento gastronómico en el que Nacho Manzano se encuentra inmerso desde marzo de 2009.

De una sidrería de pueblo al cogollo financiero de Isabel II

Marcos Morán pertenece a la quinta generación de una saga que ha sabido transformar un humilde chigre de pueblo en un restaurante con una estrella Michelín. El establecimiento fue fundado por María (la suegra de Gerardo) y su esposo Demetrio que ejercía como ebanista. En una primera etapa el comedor de Prendes fue abierto como casa de postas, entonces se convirtió en una parada obligada de las diligencias que circulaban por la carretera entre Gijón y Avilés, luego llegaron los coches y los autobuses de línea. Con el tiempo se transformó en una sidrería famosa donde además se degustaban unos excelentes menús y tapas caseras; son famosas sus cazuelas de callos, la fabada, la crema de nécoras y el arroz con leche. La gran transformación tuvo lugar con Pedro Morán (padre de Marcos y nieto de Gerardo).

Gerardo siempre permanecerá en el recuerdo de su casa

Gerardo (el bisabuelo de Marcos) ejercía de estupendo anfitrión y su esposa Benigna trabajaba infatigable en la cocina. En un principio contaban con dos comedores y la sala de la sidrería. Con el tiempo su fue modernizando, mientras la abuelina de Pedro (Benigna) no dejaba de revolver la cacerola del famoso arroz con leche, emblema de la casa. Continuaba así la tradición que había aprendida de su suegra. Hoy, la tecnología ha sustituido la mano de obra por un robot pero el cremoso arroz con leche permanece con aquel sabor tradicional de antaño. La calidad y el buen trato convirtieron Casa Gerardo en un lugar recomendado por la “crème de la crème”.

Pese a estar acostumbrado a las sofisticaciones de los mejores chefs de la cocina, si preguntamos a Pedro por sus platos favoritos seguramente mencionará entre ellos la tortilla de patata de su madre, Ángeles Quirós, su maestra y fuente de inspiración; de ahí procede el sorbete de tortilla. Además de los catadores paternos, antes de sacar un plato al público pasaba por la prueba de su esposa Geli y del resto de la saga. Hoy en día ya tiene a todo un equipo de profesionales catadores y un departamento de I+D+i culinario dirigido por Marcos con el apoyo de su padre.

La apuesta por la innovación y el arte gastronómico se plasma en una clara evolución. Quizá ese don por crear cosas nuevas ha sido el mayor mérito de los Morán para ser nombrados los gastrocomisarios del Niemeyer en la anterior etapa. Sin embargo, los cocineros rescindieron el contrato por diferencias con la dirección del centro cultural.

Por Casa Gerardo también descubrimos a la hija de Pedro y Geli, se llama Marta y se ha convertido en una excelente maestra de sala, después de adquirir experiencia por algunos de los comedores más selectos. Por último reseñar una de las desconocidas figuras de la saga, se llama Carol y es la esposa de Marcos, trabaja en la cocina de Somió Park.

De la fabada de Prendes a “beefeater”

Además de las estrellas Michelín, los Morán brillan como estrellas de Hollywood. Así Casa Gerardo fue seleccionada por el Washington Post y un canal de televisión americano para grabar un programa gastronómico en el Principado. La TPA y otras televisiones nacionales también realizaron inolvidables reportajes.

En el 92 los Morán regentaron el restaurante del pabellón asturiano en la Expo de Sevilla, en Shanghái repitieron experiencia, y en Madrid Fusión logran un éxito asegurado en cada edición.  En 2011 regentaron los servicios gastronómicos del Centro Cultural Niemeyer de Avilés donde clonaron platos del maestro Juan Mari Arzak y Pepe Rodriguez Rey. En estos momentos la concesión del Niemeyer corre a cargo del chef Koldo Miranda.

A la postre, el laboratorio del buen comer continuará y las raíces del pasado auguran un brillante porvenir a estos embajadores de Asturias en Londres. Marcos Morán se convertirá en un auténtico “beefeater” para los ingleses, recordemos que los guardianes de la Torre de Londres eran los encargados de probar las viandas de su majestad la reina para dar su aprobación de excelencia culinaria y verificar que la carne no fuera envenenada.

Bon appétit et bonne chance!!

Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Nov 8 2012. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Noticias destacadas, Sabores Afrodisíacos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos