ParaHORECA

Corinna viajó con el rey Juan Carlos y la reina Sofía a Arabia Saudí en calidad de consejera

Los exministros Moratinos y Montilla con Corinna

Las mil y una noches de la Familia Real española viven una historia de cuento con una princesa alemana rubia y esbelta, de nombre Corinna y apellido postizo zu Sayn-Wittgenstein. La misteriosa dama viajó con el rey don Juan Carlos a cazar a Botsuana, según fuentes de toda confianza. Asimismo, la ínclita Corinna es una magnífica consejera y, al menos, acompañó al rey en tres viajes oficiales, según  el Bild Zeitung.

La consejera más bella del séquito real

Aunque lo que más sorprende es la noticia publicada por El Confidencial: “La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein acompañó a Don Juan Carlos en un viaje oficial a Arabia Saudí en el mismo avión militar en el que volaron Doña Sofía, dos ministros del Gobierno y representantes de 11 empresas españolas. La amiga del monarca se desplazó en calidad de “consejera estratégica” del jefe del Estado, integrándose en la delegación empresarial que visitó junto a los Reyes la capital saudí, Riad, del 8 al 10 de abril de 2006″. Los exministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Industria, José Montilla, coincidieron con Corinna en la visita.

El monarca español y la princesa alemana mantuvieron un encuentro con el príncipe Alwaleed bin Talal, sobrino del rey Abdullah, un magnate que estuvo imputado en un caso de presunta violación a una modelo en Ibiza, tal como desveló parahoreca.com hace tiempo.
La princesa más misteriosa de la realeza europea

Asesora, organizadora de viajes, y conquista sentimental del rey Juan Carlos, según los más malvados. Sin embargo, ¿existe algún indicio cierto de que haya una historia de amor encubierta o se trata todo de un invento del cuore?

La bella rubia alemana es el personaje más buscado por los paparazzis, ella permanece oculta. ¿Escondida en su casa de Mónaco, en el chalet de El Pardo o como invitada de algún jeque árabe?

Sabemos que a sus 47 años se ha divorciado dos veces y es madre de dos hijos. Según las especulaciones, Corinna sería la responsable de atender al rey en sus viajes de cacería y en sus relaciones con los árabes. La princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein negoció al menos en una ocasión en nombre de Don Juan Carlos ante el príncipe saudí Alwaleed bin Talal Alsaud, que posee una de las mayores fortunas de su país y ocupa el puesto 29 en la lista Forbes de los personajes más ricos del mundo, tal como ya había publicado parahoreca.com.

La agitada vida sentimental de Corinna

Corinna, nacida en Larsen, cerca de Frankfurt. Su padre era danés, Finn Bönning Larsen, trabajó como representante en Europa de las líneas aéreas brasileñas Varig. Su madre es alemana, Ingrid, y sigue viviendo en Frankfurt.  Corinna se casó muy joven con un empresario británico, Phillip Atkins, con quien tuvo una hija, Nastassi que ya tiene 20 años. El matrimonio duró lo que canta un gallo, aunque pronto Corinna ligaría con el millonario Gert-Rudolf Flick, conocido en los clubs como ‘Mick’, con residencia en Suiza.

Luego llegó un aristócrata inglés once años más joven que ella, Casimir zu Sayn- Wittgenstein, ‘Cassi’ para los amigos. El amor no entiende de edades, se casaron en Londres por lo civil y un año después en Salzburgo por la Iglesia. A los padres del novio nunca les gustó Corinna, una plebeya divorciada y once años mayor que su aristocrático heredero. Después de cinco años la pareja decidió divorciarse, en 2005. Fruto de este enlace nació un chico, Alexander. Los más viperinos cuentan que la historia de amor real no duró ni seis meses, tras el nacimiento del retoño la pareja hizo vidas paralelas.

Los primeros encuentros con el rey datan de 2006

En 2006 podría haberse producido el primer encuentro entre Corinna y don Juan Carlos en Barcelona durante la entrega de los premios «Laureus» del deporte. A Corinna le gustan los deportes náuticos y los más marineros cuchichean que ya andaba de ronda por los ambientes más selectos de Valencia durante las regatas del 2005 de la Copa América. Filántropa, amante de la caza, las regatas y los deportes náuticos, coincide con el Rey en los gustos deportivos.

En 2006 también existen evidencias de la estrecha amistad de don Juan Carlos con la alemana o, al menos, de encuentros públicos como el que tuvo lugar en un viaje al Parque Nacional de Timanfaya y a Playa Blanca, según publicó El Mundo por aquellas fechas. Por lo visto, unos meses antes Corinna organizó un banquete en un pueblo del sur de Alemania con motivo de la visita del Rey. Desde el histórico 2006 poco se sabe de los encuentros de la pareja. ¿Un viaje a Venecia con empresarios y cabreo de Corinna ante el Rey porque no le gustaba el hotel?, ¿una comida con su Majestad, Corinna y ejecutivos rusos interesados en Repsol?, ¿socios, simplemente amigos o algo más…?, ¿las visitas a los países árabes?, ¿los encuentros con el exministro Moratinos? Veremos. De momento, tan sólo gastrocotilleos.

Informa Alfredo Muñiz

Enlaces relacionados:

El joyero británico Patrick Mavros solicita la retirada de las fotos con el Rey y la princesa Corinna

La princesa cazadora Corinna Sayn-Wittgenstein podría poner la guinda monárquica en España

El rey Juan Carlos operado de cadera tras una cacería de elefantes en Botswana

La amiga del rey Juan Carlos y sus negocios con el príncipe saudí socio de Urdangarin

El rey Juan Carlos y sus hijos en una cena con sorpresa: “¿Os gusta mi princesa alemana?”

Publicado el Abr 24 2012. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos