ParaHORECA

El rey viendo a Fernando Alonso mientras Corinna era agasajada como su consorte en Abu Dabi

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein se lo pasó pipa en compañía del resto de esposas árabes y de otros países invitados a una competición de Fórmula 1 donde participaba Fernando Alonso. Corinna fue agasajada como consorte del rey don Juan Carlos por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos durante un viaje a Abu Dabi, el pasado mes de noviembre, para acompañar al jefe del Estado al Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dabi, según informa El Confidencial.

El pasado 9 de noviembre el Rey y Corinna Sayn-Wittgenstein se desplazaron primero a Kuwait, invitados por el jeque Sabah al Ahmad al Sabah, y más tarde a Emiratos Árabes, donde el jefe del Estado presenció en directo el penúltimo gran premio de Fórmula 1 de la temporada, en el que el español Fernando Alonso obtuvo la segunda plaza.

El viaje era de carácter privado y Corinna participó en las actividades organizadas para las consortes de los gerifaltes invitados. Así Corinna asistió a un almuerzo en el palacio de Al-Bahar ofrecido por la jequesa Fatima bint Mubarak, viuda del emir de Abu Dabi -no fue su única esposa, pero sí la favorita-. La princesa Corinna compartió mantel con las esposas de los presidentes de Suráfrica y Ruanda o las consortes de varios jeques y ministros del país anfitrión. Y ¿ahora qué?…, ¿se les habrá roto el amor de tanto usarlo?

Enlace relacionado: Corinna viajó con el rey Juan Carlos y la reina Sofía a Arabia Saudí en calidad de consejera

Corinna se esconde de la Corona tras la cacería con el Rey, su exmarido y su hijo pequeño

Cuando pensábamos que a la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein se la había tragado la tierra, reaparece en Vanity Fair. Ahora nos enteramos de que la cuchipanda del safari africano estaba compuesta por el rey Juan Carlos de Borbón; su amiga y supuesta asesora Corinna, con su hijo de 11 años, y además les acompañaba el primer marido de Corinna, el empresario estadounidense Philip Atkins. Por lo visto el generoso magnate sirio Mohamed Eyad Kayali, enlace entre el Rey de España y la casa real de Arabia Saudí, fue quien corrió con los gastos de las aventuras en África.

Un representante de los árabes pagó todos los gastos

Al primer marido de Corinna se le encomendó que se encargara de velar por el niño durante el viaje. Corinna se lo pidió porque tiene muy buena relación con su expareja, al ser el padre de su hija mayor que ya cumplió 20 años. Ella sabía que iba a estar muy ocupada y necesitaba a alguien de confianza que cuidara del pequeño. Ahora según declara Philip Atkins la princesa alemana está muy asustada por el acoso de los periodistas y las acusaciones sobre su estrecha amistad con el Rey de España. Los más malvados llegan a cotillear que se trata de su amante.

Philip conoció a Corinna en París hace más de dos décadas y sabe que es una aventurera a la que le gusta arriesgar. Otro de los cazad0res del círculo de personas influyentes asegura que la alemana se ocupaba de todos los detalles concernientes a las visitas del Rey de España. Ejercía como una especie de asistente, organizadora y mánager estratégica que dejaba bien claro en los hoteles que don Juan Carlos era una de las personas más influyentes del mundo, nada menos que el Rey de España y por tanto el servicio debería estar permanentemente pendiente para que no faltara de nada en las mejores suits.

Corinna “una especie de asesora del Rey”, según su diseñadora

La diplomática teutona se mueve de maravilla entre los hombres de negocios de Estados Unidos, Oriente Medio y Europa. Organizaba safaris que servían para establecer contactos profesionales y firmar futuros contratos en el ámbito de sus sectores. Ella podía servir de intermediaria y llevarse una comisión.

Sus amigos cuentan que es muy inteligente. “Una mujer brillante. Trabaja para altos cargos y diplomáticos, pero no hablamos de ello porque su trabajo es altamente confidencial”, asegura la diseñadora Bonnie Young. También nos enteramos de que lleva tiempo viajando junto a don Juan Carlos: “Lleva viajando con el rey desde hace ya bastantes años. Es una especie de asesora“, comenta su diseñadora.

Ahora hasta su cirujano plástico Cap Lesesne opina de Corinna: “Es una delicia de mujer: lista, atractiva, divertida… Es la cita perfecta”.

¿Corinna o Corona?

PARAHORECA.COM desveló recientemente “el regalo de bodas de oro del rey a Sofía, poniendo fin a su amistad con Corinna”. Tras el accidente en Botsuana el monarca tuvo que elegir supuestamente entre la Corinna o la Corona. Durante la famosa comida del rey con la reina doña Sofía, el matrimonio estuvo casi tres horas dialogando y reflexionando sobre el futuro de la Corona. El menú consistió en verduras de primero, y de segundo la reina eligió pescado y el rey carne. Ahí se gestó la estrategia de comunicación para la salida de la clínica del rey y su archiconocido: “Lo siento mucho. Me he equivocado, no volverá a ocurrir”, ayudado por el jefe de Comunicación de la Casa del Rey, con la recomendación del príncipe de Asturias, don Felipe.

La salida de Corinna de España una “cuestión top secret…”

El periodista Jesús Cacho escribe en Vozpópuli: “Desde la base de Torrejón, don Juan Carlos fue trasladado directamente al ya citado Hospital San José, mientras Corinna y su hijo se refugiaban en la casa que la supuesta princesa alemana ha ocupado en los últimos tiempos en El Pardo, antigua residencia del General Franco, un chalé de unos 400 metros cuadrados, decorado por el famoso Jaime Parladé, al que se accede directamente desde el recinto del palacio de La Zarzuela. Corinna y su hijo no llegaron a estar ni 24 horas descansando. El tiempo justo para hacer las maletas y largarse, porque a primera hora de la mañana del sábado 14 de abril, Corina y su hijo emprendían vuelo con rumbo desconocido desde el aeropuerto de Barajas, bajo la atenta supervisión de dos agentes del CNI, después de que se les ordenara abandonar España a toda velocidad”.

¿Se esconde Corinna en Montecarlo?

Luego supimos que Corinna probablemente se refugie en su residencia de Montecarlo. Quizá la alemana prefiera tomar el sol en la costa, los deportes náuticos y el ambiente del casino con las cenas del gran chef Alain Ducasse. De momento, un confidente comenta con ironía a Pilar Eyre: ”No sufras por ella… no va a pasar hambre”.

Informa Alfredo Muñiz

Enlaces relacionados:

La amiga del rey Juan Carlos y sus negocios con el príncipe saudí socio de Urdangarin

El rey Juan Carlos y sus hijos en una cena con sorpresa: “¿Os gusta mi princesa alemana?”

Archivan el “lío” de un príncipe saudí imputado por abusos sexuales en España y amigo de Urdangarin

Publicado el Jun 7 2012. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Gastrocotilleo, Hosteleria, La Guinda, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

3 Comentarios por “El rey viendo a Fernando Alonso mientras Corinna era agasajada como su consorte en Abu Dabi”

  1. ANA

    La monarquia , por si sola sin contar con los republicanos ya esta desprestigiada,las monarquias Europeas estas unidas por intereses entre si , seas o no republicano la logica dice que en este momento historico y con lo q

  2. ANA

    La monarquia , por si sola sin contar con los republicanos ya esta desprestigiada,las monarquias Europeas estas unidas por intereses entre si , seas o no republicano la logica dice que en este momento historico y con lo que esta pasando, mantener a estos señores es demasiado.La historia es en lo que se apoyan y en el “populacho”el pueblo sin manipulaciones, no creo esten de acuerdo con esta sangria

  3. Sentido Común

    Las monarquías, o están representadas por personas ejemplares o no tienen razón de ser. Y la pervivencia de estas instituciones está en manos de quienes las encabezan: reyes y familias reales. En España, por ejemplo, no habrá iniciativas significativas para eliminar la monarquía: su subsistencia depende del comportam,iento del rey, el prícipe, Sofía…. Y algunos lo están haciendo francamente mal. Ideológicamente los mayores enemigos de los últimos tiempos han sido aquellos monárquicos – o lo que sea – que se han empeñado en decir que los miembros de la familia real son personas normales, como los demás. No. Deben ser ejemplares, o están condenados a desaperecer. Y quien no esté de acuerdo con esta opinión, el tiempo se encargará de convencerlo.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos