ParaHORECA

Cierra Can Fabes, el primer restaurante de Cataluña en lograr tres estrellas Michelin

Tras la desaparición del chef Santi Santamaría, acompañada de la crisis de la alta cocina, motivó la apertura de un nuevo proyecto en la trastienda de Can Fabes se montó Elements 4-12, un restaurante más informal, orientado al público joven con un menú a 42 euros.

Ahora, con el cierre de Can Fabes, también desaparece Elements 4-12.

Santi Santamaría murió de un fallo cardíaco en febrero de 2011 en Singapur, y tras su desaparición su hija Regina, y su madre, Àngels Serra, asumieron la dirección del restaurante de Sant Celoni (Barcelona), mientras que su hijo Pau entró en la cocina.

El restaurante Can Fabes, uno de los mejores de España y del mundo, cerrará sus puertas el próximo 31 de agosto, aunque los actuales propietarios tienen la esperanza de reabrir el establecimiento. En estos momentos se encuentran realizando negociaciones con posibles inversores o compradores.

Desde que se anunció el cierre han hecho el agosto con lleno total para despedirse del renombrado establecimiento.

Situado en la localidad barcelonesa de Sant Celoni, Can Fabes es el primer restaurante de Cataluña que logró tres estrellas Michelin, pero en julio anunció que el sueño de Santi Santamaría era inviable económicamente si quería mantener su nivel de excelencia, y que cerraba sus puertas al terminar agosto.

El restaurante obtuvo en 1988 su primera estrella de la Guía Michelin, en 1990 la segunda, y en 1994 la tercera, y el célebre chef fue el primer español en obtener un total de siete estrellas en sus distintos locales.

Sobre lo que se necesita para que Can Fabes siga abierto, Regina Santamaría ha puntualizado que el problema no está sólo en el dinero, sino en que es un proyecto que ahora no es rentable, matizando que la solución no es sólo económica sino que pasa por cambiar el concepto y adecuarlo a los tiempos actuales.

Ha indicado que antes de anunciar el cierre ya se intentó dar un giro, pero que la estructura muy grande del negocio, los cambios y cierres de otros establecimientos del grupo a los que hubo que hacer frente tras la muerte de Santamaría y la crisis económica lo han hecho imposible y les ha conducido a la situación actual.

Como se subraya en la carta de despedida que hizo pública la familia al anunciar el final de Can Fabes, han sido más de tres décadas de creación infatigable, de búsqueda de la máxima calidad en el producto y de la perfección en la cocina y en la sala, y de compromiso con las raíces culinarias y con su renovación.

Publicado el Ago 31 2013. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos