ParaHORECA

Boda Boyer-Verdasco con glamour Preysler: tarta nude, bambú, palmeras y flores de frangipani

Ana Boyer se casa a lo grande con su deportista favorito, el tenista Fernando Verdasco. El enlace tuvo lugar en la isla de Mustique, en pleno mar Caribe, para ello invitaron a un cura amigo de la familia que fue como si le tocara el gordo de la lotería de Navidad. Imagínese si le preguntan si quiere viajar al Caribe a un hotel exclusivo con todos los gastos pagos para decir misa… El asunto hasta puede fomentar futuras vocaciones. El paradisíaco lugar se encuentra en una de las islas Granadinas. El terreno pertenece a San Vicente y las Granadinas, tiene 5,7 km² y una población de 500 habitantes aproximadamente, y es propiedad de la empresa Mustique Company, la cual tiene en la isla dos hoteles, y alquila 89 lujosas villas privadas. Debido al aislamiento y discreción, Mustique ha atraído a un buen número de famosos, entre los cuales se encuentran Margarita de Windsor, Mick Jagger, David Bowie, Guillermo de Cambridge y su esposa Catalina de Cambridge, entre otros. Así las cosas, no sería de extrañar que el lugar fue aconsejado por la corte británica en las visitas de Isabel Preysler a Londres para sus campañas publicitarias con el perenne príncipe Carlos incluido. La bahía de L’Ansecoy fue el paisaje que disfrutaron los novios desde su villa. Por lo visto, el casoplón pertenece al aristócrata Lord Glenconner, un industrial del imperio británico, que la adquirió en 1958 por 45.000 libras de la época.

En el diario oficial de los cotilleos del reino vienen todos los detalles del bodorrio más glamouroso del año. Colores claros fueron elegidos por todos los escasos invitados para la ceremonia, no llegaron al número mágico de 69. ¡Que pena!

Y a la hora se sentarse al banquete, tras la cristiana bendición de la mesa -hay que amortizar al cura-, y por supuestos el divertido discursito de Tamara Falcó y Presley (hermana de la novia por parte de madre) -esperemos que la más simpática del clan comparta sus palabras por las redes sociales-; así como las palabras de Ana y Sara Verdasco (hermanas del novio), comenzó la fiesta.

Vichysoise (crema fina de patata y puerro), mucha langosta, y un guiso de pescados con arroz caribeño y verduras, según desvela el Hola.

¿Tarta con striper?

Y para rematar una ‘naked cake’, la traducción sería tarta desnuda. ¡Qué miedo! ¿vendrá con striper incorporado? Pues va a ser que no, se trata de una tarta “sin recubrimientos, ni figuritas y con una decoración muy elegante a base de frutos rojos naturales”, informan los de la exclusiva. ¿Cuánto habrán pagado por el reportaje? Como manda la tradición los novios ejercieron de cortadores del pastel para inmortalizar el feliz momento.

Una iglesia de bambú; caminos hechos con hojas de palmera, flores de frangipani, velas blancas, cubiertos dorados, y servilletas con el nombre de cada invitado escrito por la reina del glamour, que no puede ser otra que nuestra amada Isabel Preysler63 afortunados invitados. Vamos en familia. ¡Fueron felices y comieron mucha langosta! La verdad es que la langosta del Caribe no sabe a nada pero en fin. Me quedo con las dudas de si pondría el vino el marqués de Griñón, champán seguro que descorcharon. Informa A.M.

Publicado el Dic 13 2017. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos