ParaHORECA

Belmonte, un paseo por la historia

Belmonte es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha

Lo primero que se viene a la mente ante la explanada del gran castillo de Belmonte es un inmenso palenque donde El Cid sale vencedor de un torneo frente a una enlutada doña Jimena, por cierto, con unos rasgos muy parecidos a Sofía Loren… Pero todo es mentira. La magia del cine.

Cuando vivió Rodrigo Díaz de Vivar, allá por la segunda mitad del siglo XI, el castillo de Belmonte no existía, ni siquiera estaba en proyecto, Tuvieron que pasar tres siglos más, para que Juan Pacheco, primer marqués de Villena viera la necesidad de hacerse fuerte en un momento de gran convulsión y luchas internas por hacerse con el poder en el Reino de Castilla. No hacía falta ser un visionario para intuir los problemas sucesorios que se avecinaban y ante semejante situación se imponía construir fortalezas que salvaguardaran su propio poder. Eligió el cerro de San Cristóbal en el que erigir una magnifica fortaleza que hoy en día sigue presentando, al menos externamente, la misma estructura y el soberbio aspecto de su inauguración en 1468.

Si las piedras hablaran nos contarían muchas cosas, como los fastos en la tercera boda de Juan Pacheco, esta vez con doña María de Velasco, la feroz rivalidad entre Isabel de Castilla y Juana la Beltraneja, o el fusilamiento de Francisco Sánchez Fernández el famoso guerrillero manchego conocido como el tío Camuñas a manos de los franceses durante la Guerra de la Independencia, o sobre su propietaria más famosa, Eugenia de Guzmán, la que, años después, sería emperatriz Eugenia de Montijo.

Su porte defensivo y caballeresco no fue óbice para que durante algunos años, unos dominicos franceses lo adecuasen como monasterio. Posteriormente fue habitado por Hernando Fitz-James Stuart y Falcó, Duque de Peñaranda y sobrino de Eugenia de Montijo, cuyos descendientes ostentan hoy su propiedad. O sea, pertenece a la Casa de Alba. Hoy es considerado un Bien de Interés Cultural o, como se denominaba este honor cuando se lo concedieron en 1931, Tesoro Artístico Nacional.

Que el castillo es el santo y seña de la localidad de Belmonte es algo indiscutible, pero hay otros muchos edificios que por importancia no le van a la zaga y que han sido escenario de grandes momentos históricos.

La Colegiata mandada construir por el mismo Juan Pacheco que el castillo, quien instó al Papa Pío II para transformar la parroquia de Belmonte en Colegiata como rezaba una bula «…para que sea digna de la gloria de Dios y del Bienaventurado San Bartolomé a quién está dedicada». Su noble porte y estructura así lo proclaman. La Puerta de los Perdones –así, en plural, por si hay mucho que perdonar– con su doble arco y la Puerta del Sol con un solo arco bellísimo dan entrada a su magnífico interior donde las familias nobles del Belmonte fueron añadiendo capillas en las naves laterales. Un problema en 1976 que derrumbó parte del ábside puso al descubierto las ruinas de una iglesia del siglo V, retrocediendo en varios siglos la existencia de esta localidad.

Ya en 1323, el infante don Juan Manuel, sobrino de Alfonso X, el Sabio, comenzó a construir las murallas, al tiempo que erigía su propio palacio, pues gustaba alojarse siempre en sus posesiones y no en ventas ajenas. Hoy, este edificio está convertido en hotel. Belmonte está lleno de palacios y casas blasonadas. En una de sus casas nació Fray Luis de León, entre otros hijos ilustres.

Entrar en Belmonte es sumergirse en un mundo pretérito, por el que nunca cabalgó El Cid, pero en la memoria de los más mayores queda el desembarco de la maquinaria cinematográfica norteamericana que marcó el camino a otras muchas películas. La historia está presente en cada rincón de este pueblo manchego, donde las infraestructuras acogen a viajero. Hoteles convencionales, casas rurales, ofertas de ocio, cultura y aventura junto con su estupenda gastronomía regada con los ricos caldos de denominación de origen Castilla-La Mancha.

Susana Ávila

Publicado el Oct 23 2018. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria, Lugares con duende, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos