ParaHORECA

Bares dedicados a la masturbación femenina en Japón

Bienvenida la liberación del estrés mediante la estimulación del clítoris. Adiós al tabú de la masturbación

“Love Joule” es un bar dedicado a satisfacer la masturbación femenina. El establecimiento se ha abierto en Tokio pero posiblemente se convierta en una cadena con franquicias. En el bar las mujeres encuentran una amplia selección de juguetes eróticos en todas sus formas y colores. Las chicas pueden hablar sobre la masturbación o disfrutar del spa para probar nuevas sensaciones. Los hombres sólo pueden entrar en el templo  del sexo acompañados por una mujer, y en ningún caso tienen admitida la entrada a la zona de baño con chorros.

Juguetes sexuales

Existen juguetes sexuales para todos los gustos, tamaños y colores. Desde los clásicos estimuladores con forma de pene, hasta gusanos y panties que vibran. El gran problema son aquellas que en sus momentos más locos se dejan llevar por la imaginación y quieren más. De los dedos, el chorro de agua o la esponja de baño pasan a los mangos de las maquinillas de afeitar, plátanos, pepinos, zanahorias y hasta teléfonos. Cuidado con los juguetitos porque en algunos casos terminan en urgencias médicas.
Otra de las modas que está arrasando son las máscaras, látigos y vestuario relacionados con el Sabor erótico romántico de las “Cincuenta sombras de Grey“.

Los contrastes de la cultura nipona y la masturbación en España

El machismo de los japoneses es evidente, a los más clásicos les gusta la sumisión de sus esposas. La mujer tradicional japonesa debe estar al servicio de su marido en una actitud sumisa, sin mostrar sus propios sentimientos.

No obstante, el feminismo ha llegado a la cultura nipona. Las nuevas generaciones no piensan igual que sus abuelas. En Japón nacen modas que contrastan con los ritos ancestrales, desde las inyecciones de agua con sal en la frente para provocar unas formas extrañas en forma de donuts. Hasta los tamagochis, esas mascotas virtuales que sustituyen a los animales domésticos. Frente a la extravagancia, también existe una clase elitista consumidora de las grandes firmas del glamour. Modas en la cama y en la ropa para todos los gustos.

En España el vídeo erótico de la concejala toledana Olvido Hormigos ha sacado a la palestra el tema tabú de la masturbación femenina. Incluso ha sido el detonante de la bautizada como ley Hormigos: un año de cárcel por difundir vídeos eróticos sin permiso de l@s protagonistas, según el nuevo código penal.

Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Dic 7 2016. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Sabores Afrodisíacos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos