ParaHORECA

¿Abdicará el rey por amor a Corinna?

El Rey vuelve al taller y podría estar de baja durante dos meses. El entorno de Zarzuela está preocupado por la complicada situación que vive la Corona. El escándalo de Iñaki Urdangarin y los cuchicheos sobre la princesa alemana Corinna provocan un dolor de cabeza crónico en los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz de Borbón, que ven cada vez más alarmante la sucesión sin pasar por las urnas… El jefe de la Casa Rafael Spottorno prepara el plan B en caso de que la situación del rey se agrave. El príncipe sueña con el trono pero…, ¿qué ocurrirá en caso de abdicación? Las malas lenguas susurran que el matrimonio entre la reina Sofía y el monarca se ha roto hace mucho tiempo. Ambos mantienen las formas por cuestiones de Estado. Por tanto, una posible consecuencia de la abdicación sería la separación conyugal. Entonces surge la gran pregunta: ¿se marchará Juan Carlos junto a Corinna para vivir sus años dorados de jubilación en el Principado de Mónaco?, ¿preferirán asentarse en la sabana para rememorar sus Memorias de África o optaran por un chalet en la estación suiza de Gstaad para rememorar las noches frente a la chimenea?

Sea como fuere, en el momento de escribir esta información el rey se encuentra en el quirófano de la clínica madrileña La Milagrosa para ser sometido a una intervención quirúrgica por una hernia discal, operación que llevará a cabo el neurocirujano Manuel de la Torre con un avanzado equipo médico de alta precisión. Y ayer mismo la reina Sofía visitaba al Cristo de Jesús de Medinaceli madrileño para cumplir con la tradición religiosa de la Familia Real. ¡Que Dios los coja confesaos…! La reina fue vitoreada por los fieles asistentes pero necesitará la ayuda de todos los Santos para salir indemne en la batalla de los malvados comentadores del corazón.

Entrentanto, don Juan Carlos ha querido mostrar la mejor de sus caras a la entrada a la clínica. Bajo la ventanilla del coche y espetó con sonrisa campechana: “Otra vez, otra vez…”, como si se tratará de una actuación de Lola Flores en sus mejores tiempos.

Antes de llegar a la zona destinada habitualmente al estacionamiento de vehículos, el Rey ha bajado del automóvil, un todoterreno de color oscuro, lejos del alcance de las cámaras, y ha usado un ascensor para subir a la planta donde será operado, bajo anestesia general. Desde primera hora de la mañana se encontraban en la clínica el doctor De la Torre y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano, a quienes se ha podido ver una hora antes de la llegada de Don Juan Carlos conversando en la cafetería del centro médico.

Es previsible que, antes de que comience la intervención quirúrgica, llegue a la clínica algún miembro de la Familia Real, que permanecerá en el centro médico hasta después de que concluya la operación.

El monarca padece una agudización de una antigua hernia discal en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral y una estenosis de canal, por lo que el objetivo de la cirugía a la que será sometido es lograr “descompresión neurológica y la estabilización raquídea” del paciente. Según fuentes médicas, la intervención se abordará bajo anestesia general, al igual que se hizo el pasado 23 de noviembre, cuando al jefe del Estado se le implantó una prótesis en su cadera izquierda.

El jefe del Casa del Rey, Rafael Spottorno, estará presente en la clínica durante la operación, que el jefe del Servicio Médico de esta institución, Miguel Fernández Tapia-Ruano, seguirá desde el mismo quirófano, acompañando al neurocirujano y su equipo.

Ésta será su séptima operación en tres años, aunque esta misma semana el jefe del Estado pasó una hora en el Hospital Quirón San José para solventar -sin necesidad de cirugía- una leve luxación en la cadera izquierda, producida al desajustarse la prótesis que le había implantado en noviembre el traumatólogo Ángel Villamor.

Enlaces relacionados:

La amiga del rey Corinna es desmentida por el Gobierno que niega haberla contratado de asesora

Corinna buscó un trabajo digno a Urdangarin: “250.000 € en una fundación sin ánimo de lucro”

La princesa Corinna luce joyas de reina en el ¡Hola! 

El rey Juan Carlos y sus hijos en una cena con sorpresa: “¿Os gusta mi princesa alemana?”

Publicado el Mar 3 2013. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria, La Guinda, Lujo en tiempos de crisis. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos